La toxoplasmósis, el embarazo y los gatos

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una infección causada por el parásito Toxoplasma gondii.

Este parásito se puede encontrar en la carne de muchos animales, uno de ellos es el cerdo, así como en frutas y verduras.

Comúnmente causa una enfermedad leve en personas con sistema inmunológico saludable. Sin embargo, es peligrosa durante el embarazo por que en algunas ocasiones el parásito puede infectar la placenta y al bebé.

Si se contrae fuera del embarazo se puede llevar sin síntomas en la mayoría de los casos y obtener inmunidad, impidiendo así que la persona lo vuelva a padecer.

 

¿Cómo se transmite?

Un principal foco de infección es comer embutidos o carne mal cocinada, frutas y verduras que no estén bien lavadas. Hay médicos que opinan que el hacer la cocción de los alimentos no ayuda a eliminarlo en todos los casos, hablando de la carne.

Evitar consumir los productos que llegan directamente de los rastros y no han sido congelados a más de 20 grados centígrados por 24 horas o 10 grados centígrados por más de 48 horas.

Para cocinar la carne, ya sea embutido o no, debe igualar o rebasar los 65 grados centígrados.

También se propaga al beber agua contaminada.

El parásito se suele encontrar en la tierra húmeda, por eso se recomienda evitar el trabajo de jardinería durante el embarazo.

Respecto a la transmisión a través de los gatos, necesitamos aclarar que primero deben infectarse. Esto ocurre si comen carne infectada o si están en contacto con la tierra de jardines y macetas, ya que el parásito puede vivir por mucho tiempo en la tierra húmeda.

Una vez infectado el gato debe coincidir con el periodo de embarazo de la mujer que tenga contacto estrecho con el. Por qué si el gato se infectó en el pasado ya no puede contagiar la enfermedad, se vuelve inmune. Tal como pasa con los humanos.

Hay análisis que pueden hacerse al gato para saber si ya tuvo la infección y por tanto saber si es inmune o no; es decir, saber si puede contagiarla o no.

Si no es inmune, aún así la posibilidad que adquiera la enfermedad es remota si es un gato que nunca sale de casa. La posibilidad sería si come carne cruda. Si es un gato que lleva saliendo mucho tiempo a la calle es muy probable que ya haya tenido la enfermedad y sea inmune.

Ahora, si se ha infectado, el periodo en que libera al parásito y puede contagiar es de solo 15 días o hasta 21 en algunos casos.

Después, dentro de ese tiempo, para contagiarte deberías ser mujer, estar embarazada, no ser inmune aún y tocar las heces del gato con la mano y llevarlas a tu boca u ojos sin lavarte antes.

Todo esto es muy improbable que se conjunte, por tanto hay sencillas medidas que puedes tomar para evitar contagiarte gracias a tener un gato.

 

¿Debo deshacerme de mi gato?

No.

 

¿Entonces que debo hacer con mi gato para evitar contagiarme?

  • Al asear asear la caja de arena de tu gato evita tocar sus desechos directamente con las manos. Usa una pala o utensilio para ayudarte. Puedes utilizar guantes. Siempre asea muy bien tus manos después de eliminar sus desechos.

Si quieres tener total seguridad al respecto de tu gato:

  • Evita el contacto estrecho con el y delega a alguien más la tarea de limpiar sus desechos.

 

Recordatorio acerca de las recomendaciones.

  • Cocinar bien la carne.
  • Evitar los embutidos.
  • Hervir el agua o tomar agua purificada.
  • Lavar bien las manos después de manipular carne cruda.
  • No tomar leche ni huevos crudos.
  • Higienizar frutas y verduras.
  • Evitar trabajos de jardinería, si no es posible usar guantes y lavarse muy bien las manos.

 

Respecto de tus gatos:

  • Delegar el aseo de la caja de arena de los gatos. Si no es posible, utilizar guantes y lavar perfectamente las manos después.
  • Que el aseo de su caja de arena se realice diariamente.
  • Evitar el contacto estrecho con tus gatos; es decir, abrazarlos y besarlos.
  • Darles alimentos comerciales o alimentos bien cocinados, nunca crudos. No les des de comer embutidos.
  • Lávate las manos después de tener contacto con tus gatos.
Puedes compartirlo en:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *