La lengua de los gatos

lengua de gato

La sensación de ser lamido por un gato es algo curioso. Los que lo han sentido se habrán dado cuenta que se siente rasposa, la pregunta es ¿por qué?

Su lengua está equipada con un tejido espinoso que se llama papillae. Crea un efecto parecido al de un papel de lija. Los pequeñitos ganchitos que tiene su lengua están hechos de keratina. Es la misma sustancia de la que están hechas tus uñas.

Este tejido espinoso tiene sus funciones y muy importantes para la vida del gato:

 

Alimentación.

Ayuda a rasgar la carne de sus presas al momento de alimentarse.

 

Aseo.

Ayuda a eliminar las partículas ajenas de su pelaje. De tal forma que además de mantenerlo limpio, también elimina olores de otros animales.

 

Protección.

Un gato en libertad comerá lo que encuentra. Si ha comido un ave, por ejemplo, se asea con su lengua para evitar que otros depredadores lo encuentren por el olor. De este modo se protege ocultando su ubicación eliminando los olores de la presa que usó para alimentarse.

 

Saciar su sed.

Si no nos fijamos bien podría parecer que el gato toma agua de la misma manera que lo hacen los perros, esto es erróneo.

Los gatos colocan la punta de su lengua en la superficie del agua y el liquido se pega a la lengua, cuando el gato sube su lengua el agua es llevada a su boca en forma de columna o tubo. De esta manera mantiene sus bigotes secos. Al ver esto en cámara lenta parecería que desafía la fuerza de gravedad.

 

Curación.

Si un gato sufre heridas o golpes, tiene como reacción lamerse el lugar afectado. Su saliva le ayuda a curarse porque contiene enzimas que sirven como antibiótico que auxilia en la sanación de sus heridas.

Sin embargo un gato que tiene problemas de estrés buscará aliviarlo lamiéndose de modo compulsivo, es decir, en exceso. Esta conducta puede provocar lesiones y es importante detectarlo a tiempo. Por tal motivo es bueno estar siempre atento a la conducta de nuestros gatos.

También hay que tener en cuenta que si tenemos un gato con alguna enfermedad infecciosa como lo es la leucemia felina, puede transmitirla a otros gatos si los lame, a través de su saliva. Los contagios también pueden provenir de una pelea en la que haya mordidas y la saliva del gato infectado entre en contacto con el otro.

 

Aviso sobre enfermedades.

Si un gato tiene la lengua inflamada o infectada, puede ser señal de enfermedades como la leucemia felina, VIH felino, infecciones respiratorias o problemas renales.

Si el color de la lengua es de tonalidades azules indica problemas en su corazón.

Si tiene la lengua irritada, puede ser causada por detergentes fuertes que utilizas para limpiar tu casa. Esto ocurre porque el gato suele acostarse en el suelo, entonces se impregna del detergente y cuando lame su pelaje lo está ingiriendo.

Ten mucha precaución al comprar detergentes para la limpieza y verifica que no sean venenosos para ellos o el resto de tus mascotas.

Si la lengua es de color rojo brillante, indica que tu gato ha recibido algún golpe o se quemó. Revisa si ha desaparecido su tejido espinoso, del que te contaba al comenzar el artículo.

 

A tomar muy en cuenta.

Si tu gato deja de asearse es muy probable que tenga alguna enfermedad. Revisa su boca, con cuidado, ábrela despacio y examina su lengua. Busca quemaduras, color extraño, rasgaduras, laceraciones o quemaduras. Si su lengua sufrió algún daño puede infectarse en poco tiempo.

Mientras un gato está enfermo es probable que se deprima al estar sucio y no poder asearse, házlo tú. Antes consulta al veterinario.

 

Precauciones.

Hay cintas, cordeles o cables que podrían enredarse en su lengua causando asfixia u otros problemas. Ten cuidado con los objetos que utiliza tu gato para jugar.

 

Curiosidad sobre la lengua de los gatos.

Los gatos al ser por naturaleza carnívoros, no han desarrollado la capacidad de degustar los sabores dulces. Son casi imperceptibles para ellos.

Puedes compartirlo en:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *