La fibrosis pulmonar, crónica pero controlable: especialistas

Ilustración Pulmones

Ciudad de México, viernes 7 de mayo de 2010 (Notimex).– La fibrosis pulmonar es una enfermedad crónica y prevenible que cuando se detecta en su etapa inicial puede llegar a ser controlable, lo que aumenta los años de vida del paciente, indicaron especialistas en neumología del sector salud.

En entrevista el jefe del Servicio de Intersticiales del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), Guillermo Carrillo Rodríguez, y el encargado de la Clínica de Fibrosis Pulmonar del Centro Médico Nacional La Raza, del IMSS, Arturo Sánchez, explicaron las causas y consecuencias del padecimiento.

Ambos galenos señalaron que aun cuando en México se carece de un registro de su prevalencia, se reconoce que la fibrosis pulmonar es una enfermedad frecuente.

De acuerdo con los especialistas, en el Centro Médico Nacional La Raza del IMSS cada año son atendidos entre 40 y 50 pacientes de nuevo ingreso y se da tratamiento a 40 más que al mejorar su condición, continúan sus tratamientos en el segundo nivel.

Para que ese problema de salud se diagnostique en etapas iniciales se recomienda consultar con el neumólogo cuando se presentan los principales síntomas, que son tos crónica y falta de aire.

Cuando se padece fibrosis pulmonar se detecta una cicatriz en el pulmón, resultado de un proceso inflamatorio del tejido que para restaurarse produce sustancias como la colágena, que al formarse pone rígido a ese órgano vital y en la medida que avanza limita la capacidad de respiración del paciente.

La enfermedad es causada por infinidad de factores, incluso hay una forma que se determina idiopática, es decir que se desconocen sus causas y lo que la provoca.

Sin embargo se relaciona con factores inhalatorios de polvos de metales y maderas, así como de pájaros y fumar, lo que ocasiona inflamación del tejido pulmonar.

Los especialistas recomiendan no fumar, no permanecer en ambientes con polvo y evitar manejar animales como pájaros, una vez que los agentes volátiles e irritantes que producen esas condiciones afectan el sistema respiratorio y generan el proceso inmunológico inflamatorio que puede llegar a desencadenar la fibrosis pulmonar.

“Se consideran algunas condiciones que se pudieran asociar a la fibrosis, como el tabaquismo; la más frecuente, una forma idiopática que avanza de manera rápida y deja una gran disfunción pulmonar que se caracteriza por falta de aire”, explicó Carrillo Rodríguez.

El médico añadió que también hay una forma que se llama fibrosis pulmonar familiar, donde se identifican de dos a tres miembros de la familia con fibrosis pulmonar, por lo que se considera que tiene asociación genética.

El jefe del Servicio de Intersticiales del INER explicó que una de las formas que más se ha estudiado e identificado en México es la asociación con aves, principalmente palomas, pero no gatos o perros, a lo que se le llama alveolitis alérgica extrínseca por palomas.

Señaló que aun no se define la acción del gato como causante de fibrosis pulmonar. El especialista de la Secretaría de Salud (SSA) explicó que los pacientes con fibrosis pulmonar meten en sus pulmones poco aire y el paso del oxígeno del alveolo a la sangre se ve limitado, porque se engruesa la membrana alveolo-capilar.

Por ello quienes fuman tienen un riesgo incrementado de desarrollar la enfermedad, así como los que viven o tienen contacto con corrales de aves.

Esa alveolitis alérgica extrínseca se desarrolla con el paso de tiempo que pasan con las aves y no está precisado si son cinco o 20 años, “lo que sí se sabe es que hay dos formas de presentación: una es de manera aguda y otra paulatina”, detalló Carrillo Rodríguez.

Los casos que con más frecuencia atiende el INER son formas subagudas o crónicas que afectan a la población que tiene aves, reporta inhalación constante pero no en grandes cantidades del antígeno y no presenta formas agudas de fiebre, malestar ni falta de aire súbita.

En esos casos se va formando la fibrosis de forma paulatina, aunque tienen la disfunción pulmonar y el desarrollo de la enfermedad.

Indicó que durante el tratamiento se aplican anti-inflamatorios y diferentes tipos de esteroides que ayudan a limitar la inflamación.

El trasplante de pulmón es uno de los tratamientos de elección para los pacientes con fibrosis pulmonar avanzada y el resultado es bueno, lo que da una sobrevida de hasta 10 años.

En su oportunidad Arturo Sánchez, del IMSS, refirió que los pacientes generalmente ingresan a terapia intensiva porque presentan crisis agudas e incluso descompensaciones respiratorias, cardiacas o ambas.

El especialista mencionó que la mayor parte de los casos pueden llegar a ser controlables e incluso el paciente lograr el alta médica para continuar como externo, aunque dependerá de un tanque de oxígeno suplementario. (Notimex)

Puedes compartirlo en:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *